Megatutorial: cómo ser más ecológico si usas tecnología

Megatutorial: cómo ser más ecológico si usas tecnología

Megatutorial: cómo ser más ecológico si usas tecnología

Hace ya unos cuantos años trabajaba en Madrid como programadora web.

Juanjo, mi jefe, una persona a la que admiro profundamente, personal y profesionalmente, me preguntó en una ocasión «¿pero tú por qué eres informática, teniendo esa conciencia ecológica tan clara?».

Mi respuesta fue que sí, tengo la convicción de cuidar al planeta, y hacerle el menor daño posible.

Y a la vez:

  • Vivo en el siglo XXI
  • Me encanta la idea de tener herramientas como la tecnología e internet que nos facilitan la vida y acerca personas, proyectos y mensajes,
  • Y confío plenamente en que como humanidad estamos en camino de aunar el conocimiento tecnológico y la conciencia ecológica.

 

Ya hablé en otro artículo sobre colores más ecológicos para una páginas web, en El Correo del Sol.

Lo que quiero compartir en esta ocasión son claves prácticas para contribuir a esa combinación de conciencia ecológica y uso de la tecnología.

 

Sé que muchas personas piensan que el ahorro energético a nivel personal es un porcentaje insignificante con respecto al gasto mundial.

Pero:

  • Cuantas más personas contribuyamos, más significativo será.
  • La suma a largo plazo de cada acto de ahorro energético sí es significativo.
  • Y ¿No merece la pena ser parte de la solución (por poco que sea) y no del problema?

 

Algunos consejos serán básicos para ti, pero otros estoy segura de que no tanto.

Asegúrate de leerlos todos! :-)

Vamos allá.

 

Las 3R (reducir, reutilizar, reciclar)

Lo primero, las 3 reglas básicas de la ecología.

En realidad, todas las demás claves son derivados de ésta.

Concreciones de cómo reducir, reutilizar y reciclar en el uso cotidiano que hacemos de la tecnología.

 

Apaga completamente

Cuando apagues cualquier ordenador o dispositivo electrónico, desenchúfalo también de la toma de corriente.

Puede ser más cómodo tener una regleta con interruptor, y apagarlo siempre que no estemos haciendo uso de los dispositivos conectados a él.

Esto es porque, aunque un aparato esté apagado, si sigue enchufado, seguirá habiendo un gasto de energía.

 

Si no lo usas, no lo enchufes

Me encuentro a menudo regletas de 6 y 8 enchufes totalmente ocupadas, cuando sólo se está usando un dispositivo.

Por lo que comenté antes, esto es un gasto innecesario.

Conecta a la corriente sólo lo que estés usando.

 

El cargador del móvil también consume

En relación a lo anterior, desenchufa el cargador del móvil una vez lo has cargado.

Es una costumbre que veo con frecuencia, tener el cargador siempre en la regleta, para tan sólo tener que enchufar y desenchufar el móvil cuando sea necesario.

Para cambiar este hábito, reserva un cajón, una cestita u otro lugar cercano a la regleta para así siempre tener el cargador a mano y desenchufarlo cómodamente cuando ya no lo estés usando.

 

Brillo y contraste de la pantalla

A más brillo y contraste, mayor gasto energético. Tanto en el ordenador como en dispositivos móviles.

De hecho, en las pantallas de móvil son uno de los factores de más consumo de batería.

Compruébalo en los ajustes de tu móvil. ¿Qué actividad se lleva el mayor porcentaje de gasto energético?

Entiendo que si estamos al aire libre es útil poner un brillo mayor, pero teniendo esto en cuenta, podemos activarlo sólo en esos momentos necesarios.

 

Desactiva notificaciones

Las notificaciones de los dispositivos móviles son otro factor que afecta a la duración de la batería.

Algunas notificaciones pueden ser útiles, pero seguro que puedes vivir sin ser notificado al momento de la última imagen chorra que alguien envió al grupo de whatsapp de los amigos del colegio :-)

 

Menos acceso a disco

Cuando el software demanda memoria ram y no tiene suficiente, usa el disco como memoria. Este acceso a disco consume más energía.

Una solución sería aumentar la memora ram.

Pero en dispositivos más antiguos, donde esto no es posible, se puede usar un software más liviano.

Hay muchas distribuciones linux light, pensadas para este tipo de ordenadores con menos recursos.

 

Apaga el monitor

Si tienes un monitor externo, y tienes que dejar el ordenador encendido mientras te ausentas, apaga el monitor.

Durante el trabajo se hacen pausas para comer, reuniones, etc. Esos son los momentos idóneos para aprovechar y apagar el monitor.

 

Mantén limpio el ordenador

La acumulación de polvo en los mecanismos de refrigeración del ordenador hace que el sistema se caliente con más facilidad y consuma más energía.

No cuesta nada darle un repasito de vez en cuando.

 

Imprime sólo lo necesario

Muchas personas se sienten incómodas leyendo en el ordenador o en cualquier tipo de pantalla retroiluminada.

Esto es normal, pero la solución no tiene por qué ser siempre imprimir.

Si dispones de un lector electrónico (de los de verdad, de tinta electrónica), puedes leer como si lo hicieras en papel, ya que no tiene pantalla retroiluminada.

 

Si necesitas imprimir, hazlo de forma eficiente

  • Usa un tipo de letra más pequeño para que ocupe menos espacio y así gastes menos papel.
  • Si las imágenes no son necesarias, elimínalas del documento antes de imprimir.
  • Si el color no es necesario, imprime en blanco y negro (y en modo borrador).
    Triodos tiene un buen artículo sobre la impresión ecológica y el uso de los diferentes tipos y colores de tinta.
  • Reutiliza papel siempre que sea posible.

 

Trabaja en lugares con luz solar

Mi hermana, que vive ahora en Suecia, me diría que es muy fácil decir eso desde esta latitud :-)

Pero en serio, cuanto menos tiempo tengas que encender la luz, mejor para el planeta, y mejor para ti.

Están demostrados los efectos beneficiosos de la luz solar para nuestra mente y cuerpo.

Ten en cuenta, por otro lado, que esta luz llegue por un lateral a tu puesto de trabajo, de manera que no interfiera con la luz de la pantalla y tengas que forzar la vista.

 

Menos es más

Antes de comprar un dispositivo electrónico, párate un momento a pensar si la ventaja con respecto a hacer esa función de forma manual (o con otro dispositivo que ya tengas) es suficiente para justificar esa compra.

En un ordenador puede entenderse la justificación, pero otros dispositivos como un afilador de lápices, agenda o portarretratos electrónico, quizá te des cuenta de que hacerlo manualmente, o usar el móvil u ordenador de que ya dispones es mejor alternativa.

Otra idea puede ser también usar un eco-gadget, es decir un aparato que funcione con tecnología de dinamo, placa solar o similar. Hay aparatos muy útiles como cargadores de móviles solares o lámparas led que se cargan con manivela.

 

Aumenta el ciclo de vida

Es muy común ver que las personas cambian con frecuencia de móvil, portátil, etc. Para aumentar el ciclo de vida del dispositivo propongo algunas ideas:

  • Toma las medidas preventivas necesarias para que tu aparato dure más tiempo en buenas condiciones: un buen forro o protector para los dispositivos móviles, procurar no usarlo en circunstancias «peligrosas» (cerca del agua, bajo el sol directo que pueda sobrecalentar el dispositivo, etc.).
  • Antes de comprar un nuevo dispositivo, asegúrate de que el que ya tienes verdaderamente no te sirve y no puedes repararlo o aumentarle capacidad para alargar su vida útil.

 

A la hora de comprar

No todo son características técnicas lo que puedes comparar en un dispositivo en el momento de comprarlo.

Puedes tener en cuenta otros aspectos que marcan la diferencia en el cuidado del planeta:

  • Posibilidad de que el dispositivo que quieres ya exista.
    Es decir, si lo que buscas ya está fabricado, sólo tienes que adquirirlo de segunda mano.
  • Nivel de compromiso ecológico de la empresa fabricante. Greenpeace lleva analizando este asunto muchos años.
  • Opciones de reciclado/reparación de componentes. Por ejemplo, no es lo mismo que la batería esté integrada en el dispositivo a que sea modular.
    En este sentido, una opción interesante en el caso del móvil puede ser el puzzlephone.
  • Calidad de los materiales: los materiales de menos calidad pueden abaratar el coste, pero debes valorar si mejores materiales pueden hacer más duradero el dispositivo.

 

Uso de energías limpias

Evidentemente, si la energía que consumimos con el uso de la tecnología proviene de energías limpias, estamos haciendo una gran diferencia.

Existen algunas alternativas, más o menos limpias, y con más o menos dificultades políticas o económicas.

Confío en que seguiremos evolucionando a una sociedad con más consciencia, en la que el uso de las energías limpias sea la opción mayoritaria y esté al alcance de todos.

 

Y ahora es tu momento ¿tienes otras estrategias para usar tecnología y cuidar el planeta?

 

Inspirado en kabytes.com/actualidad/30-consejos-para-ser-un-geek-mas-ecologico

Compartir: 
Come up