3 pasos para tener imágenes optimizadas y sin datos sensibles en tu página web

3 pasos para tener imágenes optimizadas y sin datos sensibles en tu página web

Optimizar las imágenes de tu página web

De todos es sabido ya a estas alturas de internet, que las imágenes ocupan bastante espacio y pueden hacer que nuestro sito web se cargue más lentamente.

Hoy en día sigue siendo igual o más importante que nuestra página web tenga una velocidad de carga aceptable, ya que no sólo se accede a ella con un ordenador con conexión adsl, sino también con otro tipo de dispositivos (móvil, tablet,...) y conexiones más lentas como 3g.

Y más aún, la velocidad de carga de nuestas páginas afecta también a nuestro posicionamiento en buscadores.

Dada la importancia entonces de que nuestras imágenes estén optimizadas, propongo en este artículo 3 pasos para realizar esto de la mejor forma:

  1. Reducir el tamaño de la imagen: Puede parecer evidente pero es algo que no todo el mundo tiene en cuenta.
    Es verdad que si se usa un gestor de contenidos web como Drupal, esto puede no ser necesario ya que normalmente se habrá configurado el sitio para que realice una copia del tamaño adecuado de la imagen subida al servidor, y esta copia es la que se descarga en la web.
    A pesar de esto, a mí me gusta siempre reducir el tamaño previamente, ya que por lo general las cámaras actuales obtienen fotos de un tamaño bastanet superior al que necesita una imagen en un sitio web.
    Hay que tener en cuenta, por otro lado, que en ocasiones una imagen se muestra en un tamaño más reducido en una galería de imágenes (por ejemplo), pero en la que se da la posibilidad de ver cada imagen en una dimensión superior o a pantalla completa.
    En estos casos es importante subir una imagen con buen tamaño.
    Para esta operación uso Gimp, la herramienta de software libre de retoque fotográfico. Con 2 clicks tienes reducido el tamaño de la imagen a la dimensión que necesites.
     
  2. Optimizar la imagen: Después de la reducción de tamaño, es posible darle un "apretón de tuercas" más.
    Se trata de usar un programa que optimiza el peso de la imagen sin comprometer su calidad.
    Para esto uso los programas jpegoptim y pngnq, para imágenes con formato jpg y png, respectivamente.
    Son programas de software libre, y pueden llegar a reducir hasta un 40% del peso de la imagen original.
     
  3. Eliminar metadatos de la imagen: Éste es un aspecto menos conocido, y se trata de los datos que se guardan en una imagen además de la imagen en sí.
    Estos datos pueden ser muy variados, y por lo general irrelevantes para nuestro uso en el sitio web.
    Además, puede contener datos sensibles, como la marca y modelo de la cámara con la que se hizo la foto, fecha y hora, lugar si usamos geolocalización en el móvil con el que hacemos la foto, y otros datos sensibles.
    Es conveniente eliminarlos antes de subirlos a la Red.
    Para ello suelo emplear exiv2, otro programa para la consola de comandos de GNU/Linux.

Si no usas el sistema operativo GNU/Linux, seguro que existen herramientas similares para realizar estas tareas en la plataforma que uses.

Lo importante aquí es darte unas pautas a seguir antes de publicar una imagen en internet.

Espero que lo tengas en cuenta a partir de ahora!

En el caso de que ya usaras alguna técnica antes de subir imágenes a tu sitio web, me encantará saberlo.

Te espero en los comentarios!

Compartir: 
Come up