Caminos a la empresa consciente: la clave del win-win-win

Caminos a la empresa consciente: la clave del win-win-win

Caminos a la empresa consciente: la clave del win-win-win

«Caminos a la empresa consciente» es el nombre del encuentro organizado por la Ong Economía Consciente.

El nombre del evento en sí ya me gusta: «caminos» y no «camino», porque cada empresa es un mundo, igual que cada persona lo es.

Por lo que no hay un sólo camino o manera de hacer las cosas.

Pero sí características que nos pueden dar pistas.

 

Qué es la economía consciente

La empresa o emprendedor consciente está ligado al concepto de economía consciente.

Funciona dentro de una economía consciente.

En el I Congreso de Economía Consciente, se llegaron a algunas conclusiones sobre qué características tiene la economía consciente:

  • Es un ganar-ganar, y no el ganar-perder que predomina actualmente en el ámbito empresarial.
  • Se pasa de un paradigma material a un paradigma espiritual. Las comunidades colaboran y actúan por el bien común, haciendo proyectos y empresas desde el corazón.
  • Se ejercen nuestros dones y talentos, dando en consecuencia un servicio a la sociedad.
  • Se pone en el centro a las personas y a la naturaleza.

Dan ganas de vivir en una economía así no?

 

Win-win

Hoy en día el concepto win-win se oye bastante en los entornos de emprendiduría.

Digamos que está de moda, al menos como concepto.

Otra cosa es la realidad del mundo empresarial actual.

El win-win o ganar-ganar consiste en que la empresa gana y el cliente también.

La idea es crear modelos de negocio en los que ambos salgan ganando.

La empresa ofrece un producto o servicio al cliente, estando ambos satisfechos con la compra, ya que es un intercambio que ambas partes consideran positivo.

 

Win-win-win

Ángel María Herrera (cofundador de Bubok y ahora también de samastah) participó como ponente en el evento «Caminos a la empresa consciente».

 

En estos 25 minutos, Ángel María expone un concepto que me gustó mucho y es el de win-win-win, que va más allá del win-win que hablábamos antes.

Como él mismo comenta, esto del ganar-ganar puede darse en muchos tipos de negocio.

Y pone un ejemplo claro: una empresa que vende armas, y el que las compra está contento con las armas que le han vendido. Eso es una relación win-win.

Pero hay que ir más allá.

El concepto win-win-win se refiere a que la empresa gana, el cliente gana y además también gana la sociedad en su conjunto.

Es decir, con este intercambio, además de ganar la empresa y el cliente, se genera un beneficio para la sociedad.

 

¿Es posible que ganemos todos?

Lo creo firmemente.

Estamos en un mundo abundante.

Pero se tiende a pensar que si no estamos experimentando la abundancia es porque:

  • El mundo no es abundante.
  • Alguien se está llevando nuestra parte.
  • ...

Tenemos que darle la vuelta.

En vez de pensar en la empresa y en los proyectos como un medio para alcanzar algo, demos valor a los procesos y a las personas.

¿Te imaginas cómo sería si viviéramos así nuestro trabajo?

Compartir: 
flickr.com/photos/31797858@N00/2768521748
Come up