Tu dirección de email dice más de ti que tu propia publicidad

Tu dirección de email dice más de ti que tu propia publicidad

Tu dirección de email dice más de ti que tu propia publicidad

Seguro que muchas veces te has cruzado por la calle una furgoneta del tipo "Ferretería Pepito. ferrepepito_857 @ hotmail.com".

No sé si a ti te llama la atención, pero a mí me resulta bastante doloroso :-)

Es posible que esa ferretería sea buenísima, tenga mucha oferta a buen precio, ... pero se ve de lejos que no están asesorados tecnológicamente, hasta el punto de decidir pintar un rótulo en su furgoneta con esa dirección de correo electrónico.

Estarás pensando que a una ferretería no le hace falta demasiada tecnología, y si bien me parece discutible, es verdad que es un tipo de negocio que no necesita grandes estilismos. En cualquier caso, dar una imagen más profesional no le costaría demasiado, simplemente un poco de asesoramiento adecuado.

El caso es que esto no es sólo común en negocios como ferreterías, sino también en profesionales de sectores muy diversos (he visto tarjetas de visita profesionales con emails similares).

Desde luego, esta situación es grave cuando el profesional o empresa tiene una presencia online o directamente se trata de un proyecto en la red.

Consecuencias

Embarcarse en un emprendimiento o presencia en internet sin un asesoramiento adecuado puede dar lugar a que se den este tipo de mensajes subliminales como que "no me tomo en serio este proyecto", "pienso en pequeño" (contrario a la idea de "piensa en grande" que hablaba en el artículo Cuándo y cómo decidir crear un proyecto online), o directamente "soy cutre" (perdonando la expresión).

Sé que es tentador querer hacer nosotros mismos todo lo relativo a nuestro propio proyecto, pero un sitio web tiene muchas facetas que hay que tener en cuenta y en la que no tenemos por qué ser expertos (diseño, programación, gestión de dominio y servidor, marketing, aspectos legales y fiscales, ...), y un buen asesoramiento puede ser decisivo en el cumplimiento de nuestro objetivo.

¡A por ello!

 

Compartir: 
Come up