Cuándo y cómo decidir crear un proyecto online

Cuándo y cómo decidir crear un proyecto online

Cuándo y cómo decidir crear un proyecto online - tacande.net

Seguramente lo que voy a hablar aquí es extrapolable a cualquier tipo de proyecto, pero en tacande.net el tema que nos ocupa son los proyectos online, y en ellos me voy a centrar.

En muchas ocasiones me encuentro con personas que tienen una idea, un sueño, un proyecto del que hablan a menudo, lo comentan entre sus familiares y amigos, tienen estudiado los pros y los contras, se imaginan cómo vivirían si lo hicieran realidad, tienen hasta estrategias pensadas para hacerlo crecer... el "pero" es que ese sueño se queda en palabras... ¿te suena?

Las excusas son del tipo: "estoy muy liada/o", "no es momento de arriesgar", "lo primero es lo primero" ¿?, ... y al final lo urgente quita tiempo a lo importante. Lo primero, que debería ser realizar tu sueño, ¡tu proyecto de vida!, se queda dentro de ti sin ver la luz.

No quiero decir que no haya que planificar y tener en cuenta aspectos prácticos, pero como casi siempre, todo es cuestión de a qué le damos prioridad.

La creación de un proyecto online, como casi todo proyecto digital, tiene la facilidad de poder acometerlo poco a poco en los tiempos que vayamos disponiendo, en cualquier horario, con un ordenador o dispositivo que usemos. Por tanto, dar el primer paso es muy sencillo. Y se puede empezar hoy mismo. Sólo tenemos que querer hacerlo.

Se pueden ir poniendo por escrito todas esas ideas y estrategias que comentamos más arriba, recopilar información, recursos gráficos, comparar otros proyectos similares que ya estén funcionando, entrevistarnos con personas que lo han conseguido, etc. De esta forma nuestro proyecto ya será un poco más real, lo estamos creando de verdad!

Para que este proceso llegue a buen puerto es necesario pensar en grande*. No me refiero a que todo proyecto online tenga que ser multinacional, traducirse en 20 idiomas y tener patrocinadores de reconocido prestigio internacional. No. Quiero decir que la intención sea hacer realidad tu mejor sueño. Éste puede ser el de crear una tienda online multinacional, pero también puede ser el de tener un pequeño negocio local de productos ecológicos que dé soporte de pedidos a través de una plataforma online. La idea es no poner límites a los sueños, crearlos con toda su calidad.

¿Por qué creo que esto es necesario? Porque muchas veces me encuentro con proyectos que al final no satisfacen a nadie, ni al que lo soñó, ni al que iba destinado, porque esa premisa no cumplida de pensar en grande se transmite en el resultado final, quizá no de forma explícita, pero en el subconsciente de la persona que visita el proyecto (e incluso de su creador) se queda el mensaje (más o menos claro) de que aquello es cutre.

¿Quiere esto decir que tengo que realizar mi proyecto tal y como lo sueño cueste lo que cueste? No necesariamente. Una vez que ya tu sueño tiene una estructura global creada, que has plasmado por escrito, será fácil dividirla en partes más pequeñas, que podrás ir abordando según quieras y puedas, empezando siempre por la parte básica que necesita tu proyecto online para que sea viable.

Así es que ¿Tienes una idea de proyecto online? ¿Has empezado a dar estos sencillos pasos? Espero tus comentarios!

 

*"Vivir sin jefe", Sergio Fernández

Compartir: 
flickr.com/photos/opensourceway
Come up