3 ideas para mejorar la productividad personal en el día a día

3 ideas para mejorar la productividad personal en el día a día

Mejorar la productividad personal en el día a día

Hace un tiempo se reían en Suecia con este vídeo sobre la productividad laboral de los trabajadores españoles.

¿Te sientes identificado/a?

No quiero generalizar, pero sí creo que algo de razón tenían.

La productividad personal es un tema que da mucho de sí. No pretendo explicarlo todo en este artículo, y tampoco es mi intención reducir la productividad personal a estas ideas.

Pero sí considero importante poner en práctica estas 3 sencillas técnicas del día a día, sobretodo si estamos comenzando en esto de la productividad.

Son muy fáciles de llevar a cabo, y notaremos una mejora sustancial en nuestros resultados, por lo que es una buena manera de introducirnos en este tema.

1. Planificación y revisión semanal

Antes de comenzar la semana es bueno hacer una lista de lo que tenemos que hacer la siguiente. Así lo conversábamos en twitter el pasado domingo.

Qué tareas sí o sí debemos haber realizado al finalizar el viernes próximo:

  • Realizar un presupuesto
  • Comprar billetes para un viaje próximo
  • Escribir una entrada en el blog
  • Llegar al punto X en este proyecto
  • Leer sobre un tema en concreto que necesito conocer
  • ...

La lista puede ser del tamaño que consideremos oportuno, pero eso sí, deben ser tareas medibles.

De poco sirve poner «mejorar mi productividad personal» si no ponemos un medio concreto que vamos a realizar para cumplir con ese objetivo.

Del mismo modo, y antes de hacer esta lista, debemos revisar la lista de la semana pasada y comprobar:

  • Qué cosas se cumplieron y cuáles no
  • Las que no, ¿por qué fue así?

De esta forma valoramos y ajustamos mejor la estimación para la semana que viene.

2. 3 must para hoy

Una herramienta, para mí de las más útiles, es escribir (preferentemente al finalizar la jornada), las 3 tareas imprescindibles que voy a realizar al día siguiente.

También se puede realizar al comienzo de la jornada, pero nunca empezar a trabajar sin tener anotados y bien visibles estos 3 objetivos del día.

No quiere decir que sólo harás 3 tareas en el día, sino que éstas se van a cumplir sí o sí.

Verás qué gustito da tacharlas de las lista cuando ya lo has conseguido :-)

3. Enfócate 25 minutos

Otro imprescindible de cada día es trabajar en tandas de 25 minutos (puedes escoger también otro ciclo que se adapte mejor a tus necesidades).

Es una técnica conocida como pomodoro, y se trata de que cuando comiences un ciclo, te enfoques en la tarea que te propongas para el mismo, sin interrupción.

Para eso es necesario hacer una preparación previa:

  • Desconectar teléfono
  • Desactivar notificaciones de correo, redes sociales, etc.
  • Tener a mano lo necesario para realizar la tarea, agua y demás.

Al finalizar cada pomodoro, aprovecha para:

  • Ir al baño
  • Estirar las piernas
  • Descansar la vista mirando por la ventana distancias largas

Y vuelta a preparar la siguiente tarea a atender en el próximo pomodoro.

¿Ya soy productivo?

Qué fácil es ser productivo entonces no?

Bueno, es fácil, pero sólo realizando esto no eres ya una persona productiva.

Estas técnicas sin duda mejorarán tu productividad, pero para ello tienes que ponerlas en práctica un día sí, y el otro también, y el siguiente, y así.

Es decir, para ser productivo hay que ser constante.

Sólo con la práctica se podrá ir afinando mejor las tareas para que esté realmente alineadas con tu potencial personal.

Y la constancia te hará cumplir con lo que tienes entre manos, y lo más importante, te ayudará a crear el hábito para que esto sea para ti una forma natural de trabajar.

 

¿Usas algún tipo de técnica de productividad en tu día a día? Hablamos en los comentarios!

Compartir: 
flickr.com/photos/orcmid
Come up